Geografía

Los Picos de Europa se encuentran situados dentro de la línea que, de oeste a este, ocupa la Cordillera Cantábrica. Abarcan una superficie más o menos rectangular de unos 20 kilómetros de Norte a Sur y aproximadamente 35 kilómetros de Oeste a Este, lo que da unos 550 kilómetros cuadrados. Tan modestos son en extensión como ricos en número de cimas y picos, contándose catorce por encima de los 2.600 metros, cuarenta de más de 2.500 metros, y prácticamente doscientos cincuenta que superan los 2.000 metros de altitud.

Los distintos macizos vienen definidos por los ríos que los escoltan y atraviesan. Así, el conjunto de los Picos de Europa está limitado por los ríos Sella y Dobra por el oeste y por el Deva por el este. Otros dos ríos, el Cares y el Duje, fueron los encargados de, en una labor de millones de años, esculpir los valles por los que hoy discurren y así dar forma a los tres macizos. El Cares separa el Cornión de los Urrieles y, más al este, el Duje separa éstos del macizo de Ándara.

Administrativamente, estas montañas están enclavadas en tres comunidades distintas, como son el Principado de Asturias, Cantabria y Castilla y León. Cabe destacar que la zona central de los Picos, los Urrieles, prácticamente equidista de las tres capitales de estas provincias, Oviedo, León y Santander, situándose siempre a unos 85-90 km de éstas. También es destacable el Pico Tesorero, en el macizo Central, por ser el punto donde limitan las tres provincias antes señaladas.

Anuncios